Socioecología y algo más, de CARMELO MARCÉN ALBERO

Socioecología y algo más

MARCÉN ALBERO, Carmelo. Socioecología y algo más: ensayos en clave educativa. Zaragoza: Sibirana, 2013. ISBN 978-84-939600-6-3

Lo que este libro recoge tuvo su origen en una concienzuda investigación sobre contenidos e imágenes en Expo Zaragoza 2008, aquella exposición universal planteada para dar valor al diálogo de la especie humana con el agua. El primer destinatario del voluminoso informe que se redactó era el BIE (Bureau International des Expositions) de París, pero no se le pudo entregar; tampoco quiso darlo a conocer la oficina que organizó Expo 2008 en España. Al final, un extracto de ese informe fue publicado en la revista on-line “Carpeta Informativa del Ceneam”, del Ministerio de Medio Ambiente. […]

Este libro pretende ser una mirada crítica de ecología social. A través de la reflexión particular, un observador paciente ha utilizado este trabajo como lugar de búsqueda personal y social, apoyado en la realidad y en la evocación. Esta especie de almanaque expone muchas perplejidades, junto con algunas de las últimas incertidumbres socioecológicas que han conseguido que nuestro mundo se haya convertido en un universo en el que casi nada es lo que parece. A lo largo de los escritos se intuye una especie de inventario de dudas metódicas que no están exentas de pinceladas retóricas. Aunque consta de dos partes bien diferenciadas, dedicadas a la ecología y a la educación, las une un hilo sutil confeccionado con una mezcla no proporcionada de ideas y olvidos sobre las relaciones sociales. En particular revisa las prácticas que se escenifican en situaciones cotidianas de gestión del entorno, de las cuales la tarea educativa debería ser una de las más consistentes. Se han seleccionado 60 artículos para componer la primera parte. Son uno por cada año que el autor ha dejado, muchas veces de manera inconsciente y sin duda desproporcionada, su huella ecológica en el entorno natural y social. La segunda parte agrupa 40 artículos, uno por cada año de quehacer profesional, en el que espera haber legado alguna impronta positiva en sus alumnos. […]

La selección de artículos que presentamos comienza con varios reproches bienintencionados sobre la despreocupación por la socioecología cotidiana, la que deja una marca indeleble aunque no se vea, pues una vida entera de las personas no es sino un camino inacabado. Esta crónica del olvido no está concebida como un monólogo lacerante, aunque muchos artículos surgieron tras una sensación de vértigo social. Se aborda en ocasiones desde una perspectiva planetaria mientras que en otras se prefiere revisar acciones cotidianas sencillas. La ecología moderna está impregnada de grandes principios y tareas pendientes, que se escenifican en desastres y en riesgos, tantos que a veces parece que estamos contemplando la agonía en directo. Para entenderla, hemos ordenado los artículos revisando algunas de las grandes lecciones ambientales que debemos aprender con urgencia. Por eso quizás parezca que hemos escrito una especie de fábula moral que quiere evitar que la ecología social se vacíe de sentido. […]

La segunda parte del libro habla de educación, tarea colectiva que se encuentra permanentemente en tránsito porque así es su función, una agitación constante de la vida que permita el crecimiento individual y la búsqueda del ideario colectivo. Porque también la educación impregna las relaciones ecológicas. Por eso empezamos nuestros relatos con unas cuantas reflexiones sobre la necesidad de hacer pedagogía para la socioecología, de practicar la educación ambiental. La educación es un escenario de globalidad, visible tanto en África como en nuestras ciudades. También hemos querido homenajear a la escuela del pasado y repasar cómo el presente educativo se configura en escenarios muy diferentes a los de antaño. Por eso, no podemos evitar hablar sobre los impactos que las crisis está teniendo en la Enseñanza Obligatoria. Se han retomado conceptos olvidados como la rentabilidad económica de un puesto escolar, o la excelencia de unos pocos frente a la atención a los muchos, al tiempo que se ha puesto en cuestión la red pública de centros y su eficacia.”

[Extracto de la introducción del libro, bajo el título “Razones para romper el silencio”]

Anuncios