Benvinguts al Cabanyal, de VICENTE FERRER AZCOITI (ed.)

FERRER AZCOITI, Vicente (ed.). Benvinguts al Cabanyal. Valencia: Media Vaca, 2011. ISBN 978-84-936796-6-8

Inicialmente se denominó este proyecto “Libro de exvotos” porque la magia y la poesía no sobran en nuestras vidas precisamente y es preferible conservarlas a nuestro lado. También porque siempre hay buenas razones para mostrarse agradecidos. Aunque ya no figure en el título la palabra exvoto (que se refiere a ofrendas de carácter religioso, pese a que también hay exvotos laicos), puede decirse que este es el espíritu con el que abordaron el trabajo todos los participantes.

Hay que dar las gracias al Cabanyal: un lugar precioso que es necesario cuidar entre todos para poder disfrutarlo y que lo disfruten los que vengan detrás. Este lugar precioso ha producido gente preciosa; o más bien al contrario: es la gente del Cabanyal, que ha sufrido incendios, bombardeos, naufragios y riadas la que ha levantado este minúsculo país donde es tan grato vivir. Porque, aunque la geografía y el clima nos modelen, son sin duda las personas las que finalmente hacen los sitios. Gracias a la gente del Cabanyal: por su capacidad para resistir, por su valor y su lucidez. Juntos combatieron enemigos tan terribles como la insidiosa bacteria del cólera que arrasaba salud y vidas, o el fastidioso cacique de todas las épocas, incluida la presente, que también aspira a matarlos con sus maquinaciones, sólo un momento después de haberles robado la alegría.

Para la realización de este libro, que quiere llamar la atención sobre este extraordinario lugar, uno de los pocos del mundo hecho a escala de los niños, se utilizaron entrevistas a vecinos y vecinas que viven en el Cabanyal en la actualidad (o que ya no viven allí pero mantienen vivos sus recuerdos), testimonios escritos proporcionados igualmente por vecinos, fragmentos de obras literarias, trabajos de carácter histórico o divulgativo publicados en libros, y noticias y artículos rastreados en la prensa.

Se emplea el término El Cabanyal por ser la denominación más antigua del barrio (el viejo municipio Poble Nou de la Mar) conformado por los poblados del Canyamelar, el Cabanyal y Cap de França, y por ser también el que más fama disfrutó: en el Cabanyal escribía sus libros Vicent Blasco Ibáñez y en el Cabanyal pintó sus cuadros Joaquim Sorolla.

Bienvenidos al Cabanyal, un lugar extraordinario donde la gente sigue diciendo “Bon dia” y “Bona nit”.

Anuncios