La ciudad cautiva, de JOSÉ MIGUEL G. CORTÉS

Históricamente, dos son los temores centrales que organizan los miedos que moldean la vida en la ciudad. El primero se refiere a la desigualdad económica; el segundo, al desconocimiento de los otros y al temor a la pérdida de identidad personal. La incertidumbre y la confusión se han incrementado por la rapidez de los cambios en las últimas décadas, lo que ha provocado que las ciudades se perciban como lugares con peligros e inseguridades. Por ello, la ciudad como espacio libre está siendo dividida, estructurada y controlada por las fuerzas del orden (públicas y privadas), con el único objetivo que hoy parece prioritario: garantizar la seguridad siempre y en cualquier momento.

Si hace unos años la expulsión del miedo de nuestro entorno se llevaba a cabo mediante ostentosas medidas arquitectónicas, ahora éstas están siendo sustituidas por medidas mucho más sofisticadas e imperceptibles. Son las prótesis tecnológicas (cámaras, sistemas de alarmas, controles remotos…) instaladas en lugares estratégicos que consiguen (o al menos intentan) mantener nuestro miedo bajo control. A ese perverso juego sin fin, que potencia el miedo y crea, al mismo tiempo, múltiples y diversos sistemas de controlarlo en la urbe contemporánea, se refiere este libro.

CORTÉS, José Miguel G. La ciudad cautiva: control y vigilancia en el espacio público urbano. Madrid: Akal, 2010. ISBN 978-84-460-2785-0

Anuncios